Cómo elegir un buen calzado para empezar el año

Con el nuevo año y el período de rebajas a la vuelta de la esquina es muy común aprovechar para hacerse con un buen calzado. Y es que, un par de zapatos de calidad nos durarán, no solo durante el 2019 sino durante mucho más tiempo. Pero para hacerlo de manera correcta debemos tener en cuenta una serie de factores. De lo contrario, podemos equivocarnos o dejarnos llevar por aspectos que no tienen nada que ver con la calidad. Para que esto no ocurra, en Manolett’s vamos a darte unos cuantos consejos que te ayudarán a acertar en tu elección.

 

Que el precio no sea el factor determinante

 

Cuando se trata de encontrar gangas, todos nos sentimos tentados. Pensamos: “¿Qué importa si solo me los pongo una vez con ese precio?”. Sin embargo, eso de que lo barato sale caro es muy cierto. Es verdad que incluso las mejores marcas ofrecen grandes descuentos en sus zapatos durante las rebajas. Pero cuando se trata de precios tan bajos que resultan increíbles, seguramente es porque lo son.

 

Así que, ten en mente que lo que prima a la hora de elegir buen calzado es la calidad. Los materiales con los que estén hechos harán que permanezcan intactos durante más tiempo. Por lo que, aunque puedan costarnos un poco más, a la larga los amortizaremos.

 

Piensa qué uso vas a darle

 

Antes de lanzarnos a comprar un par de zapatos nuevos tenemos que analizar nuestro armario. Nunca está de más darse algún que capricho comprando algo que no necesitamos pero de lo que nos hemos enamorado. Pero cuando nuestro objetivo es hacernos con un buen calzado, debemos ser funcionales.

 

Si queremos un par de zapatos para utilizar en nuestra rutina diaria, lo importante es que sean resistentes y sobre todo, cómodos. Así, al final de nuestra jornada no sufriremos dolor de pies. En cambio, si queremos sumar a nuestro zapatero un buen calzado para ocasiones especiales, nos fijaremos en que su diseño nos permita combinarlo con multitud de looks y no nos limite.

 

Cómo limpiar el calzado de esparto

 

Pruébatelos antes y en el momento adecuado

 

Es muy común ir a hacer nuestras compras con prisa. Por lo general no contamos con el tiempo que nos gustaría para ir de tiendas. Y cuando lo hacemos, en muchas ocasiones ni siquiera nos paramos a probar las cosas. Como sabemos nuestra talla, simplemente pedimos nuestro número y pasamos por caja.

 

Además, las compras online son cada vez más populares. Por lo que es muy importante asegurarnos de que el comercio electrónico en el que compramos nuestro calzado permite el cambio y las devoluciones sin cobrarnos recargo. De lo contrario, si no estamos seguros de nuestra talla podría salirnos caro.

 

A la hora de probarnos el calzado debemos elegir bien el momento del día. No es recomendable hacerlo al final de la jornada o cuando nos hemos pasado mucho tiempo caminando. Nuestros pies estarán hinchados y podemos calzar incluso un número más. Así que, deberemos hacerlo cuando nuestros pies están descansados para no equivocarnos de número.

 

Fíjate en el material del que están hechos

 

Al igual que ocurría con el precio, el material es clave en el buen calzado. Aunque no está reñido con un diseño que enamore. Es más, las mejores marcas son tan valoradas porque saben combinar la calidad, el diseño y la comodidad. Los materiales naturales como la piel, el cuero o las telas transpirables evitarán que suframos heridas u hongos en los pies.

Además, debemos fijarnos en las costuras y el tipo de cosido con el que están confeccionados. Esto determinará la resistencia del calzado, haciendo que se mantenga durante más tiempo en perfectas condiciones. Todas nuestras Manolett’s están hechas a mano utilizando técnicas artesanales del siglo XVIII, por eso podemos asegurar la calidad de cada uno de los pares que fabricamos.

No Comments

Post a Comment